Cuaderno de bitácora.

En la marina mercante, se conoce con el nombre de cuaderno de bitácora al libro en el que los marinos, en sus respectivas guardias, registraban los datos de lo acontecido.

Tal vez por «defecto de fábrica», vayamos donde vayamos siempre nos encontramos con rincones en las ciudades que tienen un pedacito de nuestra esencia… Rincones con forja que nos hacen sentir, en cierta manera, formar parte de ese lugar.

En nuestro post de hoy, vamos a hacer una pequeña revisión de los rincones que más han llamado nuestra atención, y también vamos a publicar unas imágenes de amigos y familiares que han viajado y al ver la forja, inevitablemente se han acordado de nosotros, cosa que nos enorgullece y nos encanta, dada nuestra pasión por este trabajo.

Desde Roma con amor, una pequeña terraza en lo más profundo de la ciudad que nos invita a un buen cappuccino.

LA FORJA EN LAS CIUDADES

Londres, el hogar de William Shakespeare, de The Beatles, la cuna de las Mujeres Trabajadoras, capital de Reino Unido, donde se paga con libras esterlinas, donde el tiempo no suele acompañar… Pero por si al sol se le ocurre asomar, las terrazas y los parques siempre estan preparados para visitantes.

cuaderno de bitácora

cuaderno de bitacora

Suiza, donde subir montañas en verano, y tomar fondue de queso en invierno se convierte en el mejor aliado para soportar el frío… Allí, aunque nieve, dejan las terrazas en su sitio.

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

“Yo vivía en un barrio de Madrid, con campanas, con relojes, con árboles. Mi casa era llamada la casa de las flores, porque por todas partes estallaban geranios…» Pablo Neruda.

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

«No hi havia a València dos amants com nosaltres,
car d’amants com nosaltres en són parits ben pocs.» Vicent Andrés Estellés.

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

cuaderno de bitacora

Gracias a los que leéis nuestro blog, a los que seguís nuestras publicaciones diarias en las redes y a los que de una forma u otra hacéis que esto sea posible.

Gracias a Alba, a Pilar y a Pablo, por su vuestro tiempo y por acordaros de nosotros hasta en los lugares más insólitos.

Feliz febrero.

De fondo suena The essential Nina Simone.